Generación tras generación... La mantilla

10:00

Elegancia y arraigo es nuestra cultura, tradición y sencillez. Días de recuerdos y detalles que van de generación en generación.



Los modelos en color negro lucirán mañana, Jueves Santo y Viernes Santo, mientras que las de color blanco se verán el Domingo de Resurrección.

Pasearan en toda aquella mujer mayor de 18 años por la mañana para recorrer los templos y por las tardes para acudir a los Sagrarios a rezar, pero no olvidar que son días de luto.

El protocolo determina unas pautas a seguir en estos dos días:
  • La mantilla puede ser de blonda muy tupida, chantilly o tul.
  • La peina o teja debe ser de una proporción adecuada de quién la lleve.
  • El vestido tiene que ser negro, siempre por debajo de las rodillas y con escote barco o cuadrado. Las mangas han de ser francesas o largas. Cuanto más sencillo sea nuestro traje mejor. ¡OJO! No debe ser completamente de encaje, lo ideal es que sea de terciopelo, muarés o creps.
  • Las medias de cristal lisas y de color negro, no es ocasión de medias tupidas negras ni color piel.
  • Los tacones de vértigo, las sandalias, bailarinas, peep-toes y plataformas no tienen cabida en este día. El zapato debe ser un salón negro de media altura, comodidad y elegancia.

  • El maquillaje debe ser suave, sencillo y discreto. Tonos neutros en los labios, nada de rojos ni rosas fucsias. Los ojos son los protagonistas, pero sin excesos, evitar los ahumados intensos, es mejor optar por marcarlos con la línea en negro o con un ahumado en tonos tierras suaves o gris suave.
  • El pelo debe ir recogido en un moño bajo, aunque dependiendo del tipo de óvalo, del largo de cada una y de la textura puede optar por un moño u otro.
  • El bolso debe ser de mano, negro o de carey. Nada de maxi-clutch.
  • Los pendientes suelen ser largos y a juego con el broche de la mantilla. Aunque estos pueden ser cortos y acompañarlos con una gargantilla.

  • Los guantes pueden ser un complemento opcional, todo depende del largo de la manga de nuestro vestido.
  • El rosario es el complemento imprescindible que dará el toque final.



¿Cómo se coloca la mantilla?

Siempre sobre una peina o teja. El Jueves Santo la frente y el pelo han de verse, sin embargo el Viernes Santo, la mantilla debe cubrir la frente con la blonda unos 2 cm.


La mantilla por delante ha de estar a la altura de las manos y por detrás que no sobrepase el largo del vestido. Debe sujetarse en los hombros con alfileres de cabecilla negra, para evitar que salga volando cuando caminemos o en el caso de que haga aire. Además será más cómodo llevarla sujeta en los hombros.
Debe ir agarrada atrás con un broche, sujeto en la base del moño.

¡OJO! Cuando nos coloquen la mantilla hay que determinar cuál es el derecho y qué el revés. Si la ponemos a la luz del sol hay una cara de la mantilla que brillará más, éste será el derecho.
Además esta debe quitarse por la tarde, nada de ver la Madrugá con ella puesta.

Este va a ser mi primer año que luzca mi mantilla 
¿Y ustedes os vais a vestir? ¿el jueves o el viernes?
¡Feliz Miércoles Santo!

¡Mil besos!

Recuerda que puedes seguirme en:

  
Chic Click, Chic Click
Ángela Glezer

You Might Also Like

0 comentarios

Google+ Followers